Historia de los G-Shock de Casio II

Página web oficial G-Shock España http://www.g-shock.eu/es/

HISTORIA DE LOS G-SHOCK. RESISTE HASTA EL FINAL.

Surgido en una época en la que los relojes se consideraban instrumentos frágiles, G-SHOCK comenzó como el sueño de un joven ingeniero que quería crear “un reloj que no se rompiera, incluso al caerse”. 

El ingeniero era Kikuo Ibe, director de diseño de relojes de CASIO en ese momento. Con tan solo tres miembros, en 1981 se formó el equipo del proyecto «Tough» para hacer realidad el sueño de Ibe. Sus esfuerzos iban dirigidos hacia el concepto “Triple 10”: resistencia a impactos por caídas de 10 metros, resistencia al agua hasta 10 bares y duración de la batería de 10 años. 

Nadie había previsto que conseguir este objetivo fuera tan difícil. Agotados física y mentalmente tras meses de arduo trabajo, comenzaron a pensar que el proyecto se acercaba a un callejón sin salida. 

Justo en esos días, Ibe se detuvo a observar a unos niños que jugaban en un parque. “El interior del balón de goma no se ve afectado por el impacto al botar”, pensó. Gracias a esta observación, el equipo logró desarrollar un reloj con una estructura hueca y el módulo suspendido en su interior. 

Después de producir más de 200 prototipos experimentales, se alcanzó una estructura resistente a los golpes. El DW5000, primer modelo de G-SHOCK, se lanzó al mercado en 1983, unos dos años tras el comienzo de la fase de desarrollo. Desde entonces, G-SHOCK ha seguido una evolución única sin perder esta estructura básica heredada. 

Para permanecer invariable. Para permanecer invencible. 

RESISTENCIA ABSOLUTA

Batería con vida útil de 10 años, resistencia al agua de 10 bar y resistencia a caídas de 10 metros. Estos eran los tres requisitos del concepto «Triple 10» que llevó al desarrollo de la estructura resistente a golpes del G-SHOCK. El diseño resistente de estilo robusto se originó por la necesidad de un ingeniero de un reloj irrompible. Desde su nacimiento en 1983 el G-SHOCK no ha parado de evolucionar, pero siempre conservado su estructura básica única. Hoy en día, el G-SHOCK sigue aceptando retos que van más allá de los límites del tiempo y el sentido común.

TECNOLOGIA Y DISEÑO

Mediante sus especiales tecnologías relacionadas con la resistencia a golpes y la robustez, el G-SHOCK garantiza la mayor dureza del mercado. Su carcasa de especial diseño se sujeta en unos pocos puntos del módulo y consigue que éste quede suspendido y, por lo tanto, protegido contra impactos. El G-SHOCK puede prescindir del revestimiento del módulo con otros materiales acolchados para resultar más ligero y compacto. 

EL DISEÑO DE LA CARCASA PROPORCIONA PROTECCIÓN CONTRA CAÍDAS DESDE GRAN ALTURA

Su reborde saliente evita que la pantalla y los botones tengan contacto con superficies planas. Lo que se traduce en una protección contra impactos desde cualquier ángulo. La creación de la carcasa de cada G-SHOCK se basa en este concepto de diseño centrado en la protección contra impactos. 

PROTECCIÓN COMPLETA

El reborde, que protege la pantalla y los botones, está fabricado completamente en resina. En los modelos metálicos más delicados, la resistencia frente a impactos se garantizó mediante un acolchado adicional entre el reborde y la carcasa. 

PROTECCIÓN EXTRA EN LAS PIEZAS MÁS IMPORTANTES

Las piezas particularmente importantes, como las células solares o la bobina de radiofrecuencia, se protegen de forma adicional con un acolchado. Así se evitan las averías por contacto y el funcionamiento incorrecto provocado por las deformaciones que podrían producirse si el reloj no estuviera protegido y, por lo tanto, estuviera expuesto a impactos fuertes y repentinos. 

UNA CORREA QUE SIRVE DE AMORTIGUADOR

La propia correa funciona como un amortiguador. La combinación de poliuretano y resina de la que está compuesta supera los estándares más estrictos. Ni muy blanda ni muy dura: la exacta combinación ofrece un equilibrio perfecto entre la resistencia frente a impactos y la comodidad.

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LOS G-SHOCK MÁS ICÓNICOS

Después de pasar por más de 200 prototipos y pruebas rigurosas para idear un reloj que cumpliera con el concepto «Triple 10», en abril de 1983 fue lanzado el DW-5000C, diseñado por el equipo Team Tough con Kikuo Ibe a la cabeza.

Este primer G-Shock era un reloj con una robusta caja de acero y un bisel de resina montado por encima para proteger las partes externas del reloj y ser la primera barrera de absorción de energía en caso de impacto. Cuenta en su interior con un módulo protegido por varias capas de amortiguación (módulo flotante). En este diseño, incluso la correa contribuye a la protección del reloj al mantenerse en un ángulo fijo en su unión con la caja impidiendo así que la parte inferior de ésta golpee directamente contra el suelo en una caída.

Aunque este primer G-Shock llenó un nicho sin explotar como reloj ultra resistente y marcó un hito en la historia de la relojería, el DW-5000C no tuvo éxito comercial y la línea G-Shock estuvo cerca de desaparecer. 

En 1984, Casio lanzó el G-Shock DW-5200 que apareció en un anuncio de TV ampliamente difundido donde se usaba el reloj como un disco de hockey. El DW-5200 sí que tuvo el éxito comercial del que careció el modelo anterior, es por esto que el DW-5200 es conocido por el sobrenombre de «Hero» ya que popularizó la submarca G-Shock y la salvó de su desaparición. En esencia, el DW-5200C es el mismo reloj que el DW-5000C excepto por otra serigrafía en el cristal. La caja y el módulo de ambos relojes son idénticos.

En 1987 se lanzó el DW-5600C que fue una evolución del DW-5000C y el DW-5200C, este modelo incorporó mejoras en el módulo como la doble zona horaria, el calendario automático o la función REM. Al DW-5600C se le conoce como «Speed» por ser el reloj que usaba Keanu Reeves en la película homónima.

De este modelo existen muchas variantes, acabados, tipos de caja, etc. También tuvo dos módulos diferentes, desde 1987 hasta 1990 el 691 y desde 1990 hasta 1996 el 901, se diferenciaban básicamente en el tipo de pila, el 691 montaba la CR2320 que le daba una mayor autonomía y el 901 la CR2016.

691 vs 901:

El 5600C fue el primer G-Shock en montar bisel y correa de color distinto a negro con el DW-5600C-9B en 1992 con repuestos amarillos.

Y posteriormente tuvo además otros colores

El DW-5600C también es conocido por ser un reloj certificado por la NASA para vuelos espaciales, siendo este modelo de uso muy habitual entre astronautas, pilotos militares, etc.

Más información sobre relojes certificados por la NASA aquí:

http://www.hablemosderelojes.com/for…jes-espaciales

En 1996 fue presentado el DW-5600E que supuso cambios muy significativos respecto a su predecesor. Se abandonó la caja de acero por otra de resina con tapa trasera atornillada habitual en otros G-Shock coetáneos, la luz pasó a ser por electroluminiscencia con mejor iluminación a cambio de una menor autonomía y su módulo perdió el doble uso horario y la función REM. 
Su precio de tarifa fue más asequible que el del 5600C ayudando a que se convirtiera en uno de los modelos más populares de toda la gama.

Este modelo sigue actualmente en el catálogo de Casio con una leve actualización de su módulo en 2011 que permite al calendario automático llegar hasta el año 2099 en vez de hasta el 2039 del módulo sin actualizar.

Como hitos históricos podemos destacar el DW-5500C de 1985 como el primer Mudman, un reloj con los pulsadores cubiertos por una membrana de resina que los hacía resistentes al barro.

En 1990 se introdujo el DW-5900, el primer G-Shock con caja de resina, construcción que posteriormente adoptarían la mayoría de modelos:

En 1994 fue lanzado el DW-6600, el primer G-Shock con iluminación por electroluminiscencia. Este modelo es muy famoso por haber sido reloj de dotación de los Navy Seals y por haber aparecido en multitud de películas de temática bélica:

En 1995 apareció el DW-6900, con una caja similar a la del DW-6600 pero con la característica máscara de tres ojos. El DW-6900 es uno de los G-Shock más vendidos a lo largo de su historia:

El primer G-Shock con sensor fue el DW-6100, lanzado en 1992, este modelo disponía de un sensor de temperatura:

El año 1993 supuso el nacimiento de una de las sagas más míticas dentro de los G-Shock, los Frogman. El primer Frogman fue el DW-6300 que mantenía la caja de acero de los primeros modelos y era el primero en disponer de certificación ISO como reloj de buceo. Actualmente sólo los Frogman dentro de toda la línea G-Shock tienen esta certificación:

La edición japonesa de este reloj llevaba grabada en la trasera la famosa rana buceadora que ha caracterizado a todos los Frogman desde entonces:

Como dato curioso, este fue el reloj que llevó Nuno Gomes en su record del mundo de inmersión de 318.25 m, superando por mucho los 200 metros que tiene como especificación oficial el reloj, dejando claro que los G-Shock soportan mucho más de lo que marcan sus especificaciones oficiales teóricas.

En 1998 fue presentado el primer G-Shock alimentado por energía solar, el DW-9300, también conocido por Raysman, este fue el inicio de los modelos Tough Solar. Posteriormente, en el año 2000 se introdujo la calibración de la hora mediante radiocontrol con el GW-100.

En el año 2013 tuvimos el primer G-Shock con triple sensor, el GW-9400 Rangeman. Ya había habido anteriormente a este año otros relojes Casio con triple sensor pero no dentro de los G-Shock.

Posteriormente se han añadido otras características, como conexión por Bluetooth, popularización de modelos analógico – digitales, colaboraciones con todo tipo de marcas en ediciones especiales y orientación de cierta parte de la gama G-Shock más como artículo de moda que como relojes herramienta de sus orígenes.

Con motivo del 35 aniversario en 2018 Casio presentó unas versiones de homenaje al DW-5000 íntegramente en acero, el GMW-B5000 y todas sus variantes.

Algunas de estas versiones son ediciones limitadas como el GMW-B5000TFG-9 o el GMW-B5000TFC y el resto son modelos normales dentro de catálogo de forma indefinida.

GMW-B5000TFG-9:

GMW-B5000TFC:

En 2019 Casio ha dado un paso más en la evolución de materiales y construcción de los G-Shock con el empleo de la fibra de carbono en la fabricación de sus cajas.

El GWR-B1000 está fabricado en fibra de carbono y resina y además utiliza una caja monobloque en la que se elimina la tapa trasera montándose el módulo por la parte frontal, de esta forma se consigue una mayor resistencia y ligereza.

Los botones también incluyen una nueva tecnología que hace posible el que no sea necesario que vayan protegidos por el bisel como el los G-Shock clásicos, de esta forma resultan más fáciles de operar en condiciones difíciles. Esto es posible por la forma de los pulsadores y el alojamiento en el que van encajados de manera que ante un impacto sobre los botones éste no se transmita al módulo.

UTILIDADES

APLICACIÓN PARA ANDROID PARA SINCRONIZAR MANUALMENTE RELOJES RADIOCONTROLADOS:

DFC77 Emulator

https://play.google.com/store/apps/d….dcf77emulator

Para ios existe otra aplicación similar llamada Clock Wave

COMO CAMBIAR LA HORA, DE HORARIO DE VERANO A HORARIO DE INVIERNO Y VICEVERSA DE MANERA FÁCIL:

Soluciones de movilidad para una flota más eficiente

El avance de la tecnología nos permite adentrarnos en negocios y mercados tradicionales, creando nuevas oportunidades y mejorando la productividad de los mismos.

Un claro ejemplo de ello lo tenemos en las tecnologias de gestion de flotas, como es el caso de Eccocar.

Eccocar es un sistema de gestión de flotas con el que puedes gestionar, compartir, controlar y optimizar tu flota de coches y furgonetas desde una única plataforma SaaS.

img-06

Con la tecnología de Eccocar podrás acceder a todos los datos de tu flota en tiempo real y conocer el verdadero uso que se le está dando a tus vehículos. Tendrás un mayor control sobre las posibles incidencias y multas, un conocimiento exacto del coste por kilómetro y podrás planificar los picos de demanda de forma más eficiente

img-07

Entra en Eccocar.com para obtener mas detalles de la plataforma y la posibilidad de adaptarse a tu negocio

5 Telefonos con 5G

Vodafone acaba de estrenar su nueva y flamante red 5G de la mano de Huawei aquí tenéis un listado de los 5 teléfonos que permiten a día de hoy usar esta red.

Xiaomi Mi Mix 3 5G

Xiaomi Mi Mix 3 5g

Xiaomi ha sido la primera firma china en comercializar un modelo con 5G en España. El Xiaomi Mi Mix 3 5G es una apuesta por el diseño y la potencia, con un Snapdragon 855, el correspondiente módulo X50 para el 5G, y una batería de 3800mAh (600mAh extra respecto al Xiaomi Mi Mix 3) para aguantar mejor las jornadas bajo esta conectividad.Los precios más económicos y sin pago inicial para estos teléfonos se consiguen con las tarifas Ilimitada Total y One Ilimitada total. Del mismo modo, podemos pagarlos al contado.

Su frontal tiene un aprovechamiento del 93,4%, está acabado en cerámica, y evita el notch mediante un mecanismo manual que invoca sus cámaras, de 24 y 2 megapixeles, respectivamente. Si queremos pagar el móvil al contado, el precio parte de 719,76 euros.

En su página oficial encontramos este terminal a 599 euros, aunque de momento no se puede comprar, tan solo podemos pedirle a Xiaomi que nos notifique cuando el terminal esté disponible, y no hay fecha anunciada para la llegada de stock.

LG V50 ThinQ

Lg V50 Thinq 5g

El LG V50 ThinQ es la propuesta de LG para poner sobre la mesa sus terminales 5G en España. Cuenta con un panel QHD+ de 6,4 pulgadas, el Snapdragon 855, una triple cámara trasera de 12 + 16 + 12 megapíxeles (angular, gran angular y telefoto) y una batería de 4000mAh. En este caso, estamos ante una propuesta más cara.

En concreto, podemos pagarlo al contado desde 911 euros, o hacernos con él desde 24,99 euros en 36 plazos sin pago inicial, seleccionando la tarifa Ilimitada Total o One Ilimitada Total.

Samsung Galaxy S10+ 5G

S10 5g

El Samsung Galaxy S10+ 5G es otra de las propuestas que pudimos ver en el Mobile World Congress de 2019. En este caso, la apuesta es por Exynos, los procesadores propios de la compañía. Al igual que las propuestas de Qualcomm, este SoC tiene un modem compatible con el 5G. En cuanto a sus especificaciones, nos encontramos ante un S10+ vitaminado, con una batería de 4500mAh y carga rápida de 25W, 8 GB de memoria RAM y 256 GB de memoria ROM. Se mantiene una configuración de cámara triple, con un gran angular de 16 megapíxeles, un telefoto de 12 y un angular de otros 12.

Este terminal aún no puede comprarse en la página de Vodafone, pero está disponible para su reserva desde 29,99 euros en 36 meses (1079,64 euros). En cuanto a su fecha de venta, la página de Vodafone nos remite al día 24 de junio.

Por el momento, estos son los dispositivos compatibles con el 5G de Vodafone. Firmas como OnePlus u OPPO también están trabajando en este tipo de conectividad, y a lo largo del año (y venideros) el catálogo de móviles 5G irá aumentando. No obstante, a día de hoy, tan solo LG, Xiaomi y Samsung tienen propuestas en firme para el mercado, por lo que tocará esperar para conocer nuevos modelos.

Los móviles y tabletas para el 2020

El micrófono estará bajo la piel y la cámara será una lentilla. Todo funcionará con la voz, la batería durará semanas sin recargar y las redes 5G multiplicarán por 100 la actual velocidad. Así será, poco más o menos, los dispositivos que utilizaremos como móviles libres en la próxima década. «Lo bueno y malo de aventurar cómo serán las cosas dentro de cinco o seis años es que siempre se podrá comprobar en el futuro si lo escrito en este reportaje era realmente correcto».

Curados en salud con semejante advertencia, los expertos en telecomunicaciones consultados por esta revista apuestan por dispositivos cada vez más potentes, con baterías de larguísima duración y con nuevos formatos de pantallas, ya sean virtuales o incluso arrugables.

El reconocimiento de voz será el sistema preferido de entrada de datos en el horizonte del año 2020 y sucesivos. Asusta pensar que el micrófono, el auricular y hasta las antenas podrán escamotearse bajo la piel, en un tinte de uña, en un pendiente o en cualquier prenda de vestir. Serán dispositivos weareables, que nos acompañarán a todas horas, silenciosamente con otros artilugios.

Las anteriores son algunas de las conclusiones extraídas por elEconomista Tecnología tras un sondeo entre fabricantes de dispositivos y redes. Seis años puede ser un plazo relativamente corto, pero tratándose de tecnologías móviles resulta casi una eternidad. Echando la vista atrás, en ese mismo plazo de tiempo acababa de nacer el iPhone, un prodigio que dejó obsoleto todo lo anterior. Las aplicaciones móviles o el cloud entonces eran terrenos apenas sin explorar. Tampoco existían Whatsapp, ni Twitter ni otros prodigios que han cambiado radicalmente la forma en la que nos comunicamos.

Formas inauditas de móviles

Parece probable que el concepto del smartphone tal y como ahora se entiende, el mismo que nos acompaña de forma perenne en el bolsillo, pronto tomará otras formas. Ya lo hace materializado en relojes (smartwatch) o gafas (Google Glass) y en los próximos años cambiará su anatomía para encarnarse en empaste molar, un tatuaje o un cubrebotón de la camisa.

Las pantallas de cristal actuales serán una antigualla en cuanto los polímeros electroluminiscentes demuestren sus capacidades. Son legión los expertos en prospectiva que pregonan la eclosión de las holografías, de forma que la imagen y el sonido romperán sus actuales limitaciones técnicas para convertirse en lo más parecido a las apariciones de la princesa Leia de la película La Guerra de las Galaxias. No se hablará de pulgadas cuando se pueda interactuar sobre superficies luminosas flotando en el aire.

Eludir la ciencia ficción resulta complicado. La realidad aumentada madurará en los próximos años de tal forma que los usuarios del próximo lustro se acostumbrarán a convivir en los entornos virtuales y reales con absoluta naturalidad. Los móviles y tabletas también derrumbarán la bíblica Torre de Babel al poder disfrutar de la traducción instantánea con ayuda de sus dispositivos, lo que rebajará la criticidad de conocer un segundo idioma para manejarse felizmente por el mundo.

A modo de ejemplo, Motorola Mobility -propiedad de Google- ha patentado un sistema de móvil escamoteado en el cuerpo humano donde el micrófono se oculta bajo la dermis del cuello -zona donde se puede captar la voz humana con la mayor calidad posible-. Lo más rocambolesco del invento es que el mismo micro podrá detectar las mentiras, a través de las variaciones y alteraciones nerviosas de los sujetos.

La telefonía móvil permitirá identificar a sus usuarios con la mayor eficacia y seguridad que ofrecen los pasaportes actuales. Las tarjetas de crédito también tienen la batalla perdida en cuanto los móviles ganan fuerza como medio de pago. Las llaves que abren las cerraduras de la mayoría de nuestras puertas también cederán su función a los celulares y sus hermanos. La voz o la retina serán los métodos más habituales para bloquear y desbloquear los móviles, sin necesidad de contraseñas.

Además, los móviles del futuro controlarán la salud de los usuarios, con chequeos en tiempo real. La capacidad de proceso de los microchips de 2020 evolucionará de la misma forma exponencial que lo ha hecho en el pasado. Algunos aventuran microprocesadores de 28 GHz, frente a los 2 GHz de los smartphones actuales.

Los usuarios podrán reproducir sus películas o series a través del smartphone para verlas en una televisión conectada o proyectada sobre cualquier superficie. Ni que decir tiene que el móvil de dentro de seis años gozará de la potencia de superordenadores actuales, para así gestionar en tiempo récord todo el conocimiento disponible en Internet y ponerlo a disposición de los usuarios.

Los nuevos reyes del hogar

Los teléfonos móviles de 2020, o las tablets, se comunicarán con todos los electrodomésticos del hogar y de la ciudad. Habra que comprar tablets, telefonos y asistentes personales digitales, pero nada tendran que ver con lo que tenemos entre las manos.
Las smart homes y la smart cities hablarán el mismo idioma, en un Internet de las cosas que demandará conectividad de calidad y permanente.

La gran mayoría de los objetos cotidianos estarán conectados entre sí, hablarán en su silencio digital, lo que permitirá dotar de inteligencia gran parte del entorno. Todo lo anterior conlleva que el tráfico de datos se multiplique por mil en los seis próximos años, lo que obligará a que las redes emprendan un salto a lo que será la telefonía 5G, según calcula Ericsson, compañía que también estima que en 2020 habrá más de 50.000 millones de dispositivos conectados -diez veces más que los actuales-, si bien la velocidad de conexión será hasta 100 veces más rápida a través de la telefonía 5G, aún huérfana de estándar.

La nanotecnología realizará nuevas conquistas en el negocio celular para revolucionar el concepto tradicional de los móviles. El silicio quedará obsoleto con nuevos materiales moleculares en los que los científicos llevan años trabajando. Los móviles no sólo multiplicarán la duración de sus baterías, sino que permitirán la recarga de las mismas en cuestión de minutos… o segundos. Los sistemas de alimentación energética inalámbrica permitirán que los dispositivos carguen sus baterías mientras reposan sobre la mesa o en la guantera del coche.

China y Rusia dejaran de usar Windows

Las dos grandes potencias mundiales siguen empecinadas en dar su contrapartida a la guerra de EEUU con Huawei (ummmm huele a guerra fria).

China ha decidido crear un sistema operativo nuevo para sus sedes militares y gubernamentales , mientras que Russia apuesta por Astra Linux.

Astra Linux es el elegido

Durante varios años, el ejército ruso ha usado una versión modificada de Windows para sus operaciones, la cual cuenta con la aprobación de la FSB, la principal agencia de inteligencia rusa. Ahora, las autoridades rusas están por implementar un plan para reemplazar Windows por Astra Linux.

Durante el mes de abril, el Servicio Federal Ruso de Control Técnico y de Exportaciones (FSTEC) certificó a Astra Linux con el grado de «especial importancia», el nivel de seguridad más alto dentro de sus operaciones militares, lo que abría la puerta a que este sistema operativo pudiera convertirse en el estándar dentro del ejército.

Astra Linux es un derivado de Debian desarrollado por la compañía rusa RusBITech desde 2008, el cual fue creado para su uso dentro del mercado privado ruso. Al poco tiempo, la empresa lo empezó a implementar dentro de algunas oficinas gubernamentales donde incluso llegó a formar parte de algunos departamentos militares.

Astra Linux 1

En aquel entonces, Astra Linux sólo contaba con la certificación para operar información «secreta» y «altamente secreta», lo que hizo que fuera usado en el Centro Nacional Ruso de Control de la Defensa y otros organismos del gobierno y militares, pero aún no tenía autorización para manejar información con el mayor grado de confidencialidad.

En enero de 2018, el Ministerio de Defensa Ruso anunció los primeros planes para transferir los sistemas militares rusos de Windows a Astra Linux, por lo que pidieron a RusBITech que hiciera algunos ajustes y enviara su operativo a un nuevo proceso de certificación.

El temor de Rusia es que Windows, al tratarse de un sistema operativo de código cerrado y desarrollado por una compañía estadounidense, pudiera tener puertas traseras que pudieran ser aprovechadas por el Gobierno de Trump para espiar las operaciones rusas.

Astra Linux 2

Es así como el pasado 17 de abril RusBITech recibió la certificación de «especial importancia» así como la aprobación de la FSB y el Ministerio de Defensa, lo que hizo que finalmente anunciaran que Astra Linux será el único sistema operativo para operaciones gubernamentales y militares tras reemplazar a Windows.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies