Tutorial : Sincroniza tus contactos Gmail en Iphone

Pasar contenido entre dispositivos con diferentes sistemas operativos en ocasiones genera algunas complicaciones, pero hay algunas cosas que podemos hacer con cierta facilidad.

Si por ejemplo tienes tus contactos sincronizados en una cuenta de correo electrónico de Gmail, puedes pasarlos a un teléfono iPhone de manera muy sencilla. Vamos a ver cómo puedes sincronizar todos tus contactos de Gmail en tu iPhone, presta atención.

Cómo activar la sincronización

Lo primero que tendrás que hacer es acceder a los ajustes de tu iPhone dentro del icono del engranaje.

A continuación, haz scroll hacia abajo hasta que des con la opción “Contraseñas y cuentas”. Aquí en primer lugar tendrás que añadir tu cuenta de Gmail a tu teléfono Apple (si no lo habías hecho previamente).

Para ello selecciona la opción “Añadir cuenta” y elige el icono de Google. Inmediatamente tu iPhone te pedirá que te registres con tus credenciales de Gmail (dirección de correo electrónico y contraseña de la cuenta elegida) para iniciar sesión.

Pulsa “Aceptar” y vuelve al apartado “Contraseñas y cuentas”. Ahora verás que al acceder a la opción “Gmail”, encontrarás arriba la dirección de correo de la cuenta que has añadido previamente.

¿Y qué tienes que hacer para sincronizar los contactos de tu cuenta de Gmail con los de tu iPhone? Muy sencillo, dentro de la opción de Gmail encontrarás varias opciones de sincronización: “Mail”, “Contactos”, “Calendarios” y “Notas”.

Tan solo tienes que deslizar la pestaña de la opción “Contactos” hacia la derecha (dejando que se muestre de color verde) para que se active la sincronización.

Cómo revertir la sincronización

Debes tener en cuenta que una vez que sincronizas los contactos de tu cuenta de Gmail con tu iPhone éstos son los que quedan en tu teléfono por defecto, es decir, los contactos que tienes en la libreta de direcciones del iPhone pasan a ser sustituidos por los que tengas en Gmail.

Si de pronto te cansas de tener los contactos de tu iPhone sincronizados con esa cuenta de Gmail y quieres volver atrás, tendrás que hacer lo contrario a los que hiciste para sincronizarlos.

Para ello vuelve de nuevo a los Ajustes > Contraseñas y cuentas > Gmail > Contactos y en este caso, desliza la pestaña a la izquierda de modo que se vea de color gris.

El sistema te preguntará si quieres borrar esa información de tu iPhone y para que esto se lleve a cabo, tendrás que aceptar pulsando sobre “Eliminar del iPhone”que aparecerá en una ventana emergente.

Sincronizar otros elementos de Gmail

Otra cosa a tener en cuenta es que no solo puedes sincronizar los contactos de tu cuenta de correo de Google, sino que también tienes otras opciones muy útiles como sincronizar tu calendario.

Si deseas que tus eventos, alertas y cumpleaños guardados en Google Calendar se repliquen en la aplicación Calendario incorporada en el iPhone, también es bastante fácil de hacer.

Acude a los Ajustes > Contraseñas y cuentas > Gmail y aquí selecciona la opción “Calendarios” activando la pestaña que le acompaña hasta que la veas de color verde.

Para comprobar si se ha volcado la información que tienes en Google Calendar, (recuerda que debe estar asociado a la cuenta de Gmail que tengas registrada en tu iPhone) abre la aplicación Calendario en tu teléfono de Apple.

Elige en la parte central inferior la opción “Calendarios”. En ella verás todos los calendarios que tienes sincronizados dentro de tu iPhone y entre ellos, debería aparecer la cuenta de Gmail que tienes asociada a Calendar.

5 Formas de ahorrar en la factura de la luz

Existen muchos modos de ahorrar en nuestra factura de la luz, os recomendaría empezar por una compañía de luz barata , la cual se preocupa mas de aplicar tarifas justas a su cliente que las compañías mayoritarias.

1) Lo primero que debemos hacer cuando nos proponemos reducir nuestro consumo y, por tanto, nuestra factura, es localizar los aparatos que más consumen y calcular la potencia que realmente necesitamos a diario. Para ello lo que debemos mirar es la potencia que requiere cada aparato y el tiempo que se usa; y sumarlos para averiguar la potencia máxima que realmente deberíamos contratar. Este dato se localiza fácilmente en los electrodomésticos, pues todos suelen llevar una pegatina con este tipo de información.

Una vez obtenido el dato deberemos dar con el factor de simultaneidad, pues lo habitual es que no usemos todos los aparatos a la vez. Si hacemos un uso elevado de nuestros electrodomésticos deberemos multiplicar la potencia por 0,33; pero si apenas estamos en casa y nuestro uso de varios aparatos a la vez es residual lo ideal es multiplicar la potencia por 0,22.

2) Si tenemos la posibilidad, lo mejor será que contratemos una tarifa de discriminación horaria. ¡Importante! Huye de las tarifas planas

Si eres capaz de consumir al menos un 30% de la luz en horario valle (desde las 22:00 horas hasta las 12:00 horas del día siguiente) podrás ahorrarte una media de 80 euros al año en tu factura. Y no, no hace falta levantarse a las tantas de la noche para encender el aparato, basta con que te hagas con un regulador y lo programes para que encienda el electrodoméstico a la hora más barata.

3) Cambiar las bombillas habituales por otras de Led es un consejo que ya hemos escuchado hasta la saciedad y que, sin embargo, no creo que todos hayamos puesto en marcha. Si aún no has hecho el cambio, ya estás tardando. Pero, además, nosotras desde Vida Low Cost os aconsejamos zonificar la iluminación de vuestras casas. Es decir, separar en distintos circuitos los diferentes puntos de luz que tengáis en las habitaciones más grandes de la casa, como puede ser el salón, para que no se enciendan y apaguen de manera conjunta. De esta manera podrás reducir el consumo y utilizar sólo la luz que necesitemos.

4) Evitar el stand by es otro truco que, aunque ya os lo hayamos contado, nunca está de más recordarlo. Y es que es muy cómodo apagar la televisión con el mando a distancia y dejarla en estado de espera, pero no es nada práctico para nuestros bolsillos porque, aunque no sea una exageración, ese aparato sigue consumiendo electricidad en esos ratos de stand by y, por tanto, sigue aumentando nuestra factura mensual.

5) Por último, aunque no menos importante, son los truquillos en la cocina. Si tenéis vitrocerámica, apagar el fuego minutos antes de terminar el cocinado. El calor residual será suficiente para finalizar la receta. Si tenéis horno, podréis usarlo para varios alimentos a la vez. Y si tenéis microondas, nunca lo pongáis encima de la nevera, porque obligaréis a ésta última a aumentar su potencia al tener un aparato que desprende calor encima de ella.

Tutorial : Usar un ratón y un teclado en tu PS4 para Fortnite

La PS4 de Sony es compatible con teclados y ratones basados tanto en una interfaz USB, como aquellos que usan el protocolo Bluetooth. Esto significa que las posibilidades de uso son muy variadas, con cientos de modelos compatibles. Los únicos que no podrás usar con los teclados y ratones PS/2, ni siquiera con un adaptador a USB.

Usar un teclado y un ratón USB en la PS4 es realmente sencillo, pues no tienes más que conectarlos a uno de los puertos USB de la consola. El sistema lo detectará de inmediato y ya podrás usarlo para manejar tu PS4 con más comodidad.

En el caso del teclado, una vez conectado puedes cambiar idioma del teclado, la demora de repetición de tecla y la velocidad de repetición de tecla. Para ello no tienes más que ir a “Configuración”, “Dispositivos”, “Teclado externo”.

Si lo que quieres hacer es usar periféricos inalámbricos, el proceso es algo más complejo, aunque igualmente es muy sencillo. No tienes más que seguir los siguientes pasos:

  1. Desde la pantalla de inicio, pulsa la flecha arriba del control direccional.
  2. Selecciona “Configuración”, “Dispositivos” y “Dispositivos Bluetooth”. La PS4 buscará automáticamente los dispositivos Bluetooth cercanos y que estén disponibles.
  3. Sigue el proceso de emparejamiento normal del teclado o ratón Bluetooth e introduce la clave de acceso si es necesario. Tras ello tu PS4 reconocerá el nuevo dispositivo y te preguntará quién lo usará. Elige el perfil que desees emparejar con el dispositivo.

Por supuesto el mando DualShock 4 seguirá funcionando como si nada. Esto significa que puedes dejar tus teclado y ratón conectados a la consola y no te estorbarán cuando estés jugando. Seguro que este truco te ayuda a sacarle mucho más partido a tu Playstation 4.

La tecnología y el ahorro de agua en el hogar

El agua es un recurso del que disfrutamos sin reservas cada día, pero en otros países es un bien escaso. Usarla de forma racional en el hogar es una prioridad, más aún si tenemos exteriores en los que haya una piscina o un jardín que necesite riego. Dentro de la casa, las estancias donde más agua se gasta son la cocina y el baño, ganando en volumen el segundo claramente. Evitar el derroche está en nuestras manos.

Cuando la conciencia hace su aparición en el mundo del diseño, el resultado son productos que cuidan del medio ambiente y, al mismo tiempo, suponen una ahorro para nuestro bolsillo. La tecnología es capaz de reducir el consumo de agua en cocinas y baños hasta límites impensables. Vamos a hacer un repaso por las diferentes aplicaciones, tanto las ya conocidas como las que no están extendidas, podéis solicitar presupuesto de estas mejoras para reformar su baño.

Consejos para ahorrar agua

1. Sistemas de descarga – Antes, para reducir el gasto de agua en los inodoros, colocábamos una botella en la cisterna para reducir la capacidad de la misma. Con la aparición de los sistemas de doble descarga o descarga interrumpida, todo es más sencillo. Los primeros tienen dos botones: uno que permite una descarga de bajo volumen (unos 3 litros) y otra de alto (4,5 o 6, depende del modelo). El otro método depende del usuario, que será el que, pulsando dos veces, primero inicie la descarga y después la interrumpa.

2. Aireadores y perlizadores – Son ya viejos conocidos, no solo del baño, sino también del fregadero de la cocina. Si no vienen de serie porque tu piso es antiguo, cómpralos en la ferretería más cercana. Al ser de rosca, se instalan fácilmente. Son muy necesarios porque el lavabo es un gran coladero de agua, ya que no siempre cerramos el grifo cuando toca lavarse los dientes o cuando ellos tienen que afeitarse. Los aireadores son algo más baratos que los perlizadores, dado que los primeros solo limitan la salida de agua, mientras que los segundos añaden aire al caudal.

3. Reductores y limitadores de caudal – Ducharse en vez de bañarse es una máxima que aprendimos hace tiempo. Si además de seguir este consejo limitamos el flujo, estaremos incrementando el ahorro. Los reductores o limitadores suelen colocarse entre la toma de agua y la alcachofa o entre el grifo y el flexo. Los simples no se ven afectados por la presión y proporcionan un chorro constante, mientras que los volumétricos sí que son sensibles, dependiendo el caudal de la presión de trabajo.

4. Aprovechamiento de aguas grises – Un paso más allá en el ahorro de agua en el baño lo dan los modelos de inodoros que aprovechan el agua del lavabo cuando se tira de la cadena. Cuando se abre el grifo del lavabo, el agua que se va por el sumidero se filtra pasando un depósito donde queda limpia de impurezas. Después, pasa al tanque de descarga del retrete para salir expulsada al darle al pulsador. También hay prototipos que, además de aprovechar el agua del lavabo, también lo hacen con la de la ducha.

5. Grifos electrónicos – Hemos aceptado como algo normal el dejar correr el agua un rato antes de que ésta alcance la temperatura adecuada. Igualmente, se pierde algo de tiempo en ajustar la cantidad al gusto del consumidor. El último grito en ahorro de agua son los grifos que incluyen una plantalla táctil LCD que permite seleccionar la temperatura, la presión y el caudaldirectamente. La pega de los modelos disponibles en el mercado es que son bastante caros.

Estar en paz con el entorno significa llevar a cabo prácticas sostenibles y eficientes. No somos conscientes de lo afortunados que somos por abrir el grifo y disfrutar de agua potable sea la hora que sea. ¿Cómo contribuyes tú al ahorro de agua? Al margen de estas tecnologías, ¿empleas algún truco para consumir menos?

¿Como elegir una buena pantalla para tu Ordenador?

Muchos son los detalles en los que tenemos que fijarnos para la compra, ya sea una pantalla para trabajar, para juegos o simplemente para visualizar contenido multimedia.

Según lo que requieras o el tamaño de la estancia, existen
varios modelos de pantallas para tu ordenador , un tamaño correcto podría ser hoy en día entre 22 y 25 pulgadas. Los modelos de 27 pulgadas son un tamaño óptimo si la distancia de visión es suficiente en tu caso, y lo agradecerás.

El otro aspecto que de entrada hay que valorar es la resolución del panel. Lo habitual y más asequible suele ser contar con un panel de 1080p, pero ya hay numerosos y buenos modelos 4K o UHD, que solo nos darán buen resultado si posees un equipo capaz de mover esa cantidad de píxeles. Incluso hay modelos 5K (tanto Dell como HP por ejemplo) que resultan impresionantes.

Para jugar, ahora mismo es más recomendable contar con una pantalla 1080p. Y ojo a la combinación de tamaño y resolución porque hay que exigirnos un mínimo. Por ejemplo, si optas por un modelo de 27 pulgadas porque te apetece esa diagonal, pero te quedas en 1080p de resolución, la densidad estará por debajo de unos 100 ppp que consideramos como punto de partida mínimo para el trabajo u ocio.

Podéis seguir estos consejos para comprar una pantalla gaming y seguro que no os equivocareis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies