¡¡¿¿Y a esto le llamas vacaciones??!! (Reseña de Alan Wake)

Tengo miedo hasta de mi sombra

Se trata de Alan Wake, jugado en Xbox y publicado en 2010. Es un juego de acción y aventuras de terror en tercera persona en un mundo oscuro en el que tendrás que intentar sobrevivir.

Linterna en mano, pistolas, escopetas, bengalas, todo esto lo necesitarás para abrirte camino y luz, a ser posible mucha, ya que la luz será tu salvación, no pararás de buscar cualquier ápice de luz, farolas, generadores, etc. y acudirás a ella cual polilla veraniega.

En Alan Wake encarnas a… Alan Wake, aquí no hay medias tintas. Eres un reputado escritor de novelas de terror que pasas por una crisis existencial con un bloqueo creativo importante y tienes la inspiración metida por donde amargan los pepinos. Ay amigo, pero tu dulce y bella mujer te prepara una encerrona como cuando quedabas con tus amigos en el bar y siempre surgía algo que hacer en casa que provocaba que te retrasases considerablemente. La encerrona consiste en un supuesto retiro romántico en una cabaña junto a un lago, pero en realidad es donde se espera que recuperes todo ese flow perdido, o eso es lo que se pensaba.

Nuestra historia comienza con tu pareja en un barco y con vuestro coche para dirigirte al pequeño pueblo llamado Bright Falls donde estará esa casita de vacaciones. (Sea dicho que el pueblo da muy mal rollo siendo el típico pueblo de película de terror y eso no podía predecir nada bueno). Previamente y a modo de tutorial, empiezas en una pesadilla que estás teniendo en la que podrás aprender lo necesario para mantenerte vivo.

¿Pero qué es lo que ocurre? Tu esposa desaparece y en tu desesperada búsqueda podrás comprobar que estás formando parte de… ¡¡la trama de tu última novela!!, la cual, no recordabas. (¿¡Qué es lo que está pasando!?)

En esa búsqueda encontrarás algunos coleccionables que tendrás que ir recogiendo como termos de café, páginas manuscritas de la última novela de Alan Wake, radios que transmiten conversaciones o incluso televisiones que muestran como una especie de episodios. Tendrás que enfrentarte a humanos, animales y objetos que se encuentran poseídos por la oscuridad. Verás que están protegidos por una especie de escudo de oscuridad que hasta que no lo desactives, gracias a la luz (Linterna, bengalas), no podrás hacerles daño y cuando acabes con ellos, simplemente desaparecerán.

Es un juego que tiene muchas cinemáticas, muchas de ellas, como es lógico, integradas en el transcurso del juego y formando parte del mismo ya que mostrarán las incógnitas que se esconden en la apasionante pero triste aventura de la búsqueda de tu querida esposa. El juego está compuesto de varios episodios, como si de una serie se tratase, y cuando comienzas un episodio nuevo la cinemática se inicia “Anteriormente en Alan Wake…” haciéndote formar parte de una película.

Enfocar con la linterna, quitarles escudo, disparar y esquivar son las acciones, a groso modo, que tendrás que dominar para continuar descubriendo donde se encuentra tu amorcito.

La versión en la que he jugado es la del Gamepass de Xbox y no tiene logros, algo extraño, por lo que no he tenido que estar pendiente de nada pudiendo así centrarme sólo en la historia. Hay algo que ha hecho que el juego me decepcionase mucho y es en el manejo de la cámara cuando luchas. Es una auténtica locura ya que cuando esquivas los golpes notaba que no tenía ningún control sobre la misma y eso ha provocado que muriese muchas veces lo que hacía que se me quitasen las ganas de continuar. Quizás la culpa es mía y no he sido capaz de controlarlo pero, si tú consigues hacerlo y te gusta este estilo de juego, podrás disfrutarlo mucho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: