Review: ¡¡Te quitas o te quito!! (Análisis de Hotline Miami)

Es difícil no hacer sangre del cuerpo caído.

Se trata de Hotline Miami, jugado en XBox y publicado en 2019, aunque es posible jugarlo en PC desde 2012. Es un juego de acción, brutal, violento y sangriento, pero qué digo sangriento, sangriento que te cagas.

Ambientado en Miami (Maiami para los cool) de los años 80, con una banda sonora adictiva y con ese toque pixel art que tanto me gusta. Para averiguar qué está ocurriendo tendrás que moverte rápido, muy rápido y no dudar ni un momento en cómo matar a los que pretenden impedírtelo y por qué no recrearte un poquito en esparcir la sangre por las diferentes estancias. No tiene nada más y nada menos y eso sí, asume que morirás muchas veces.

En Hotline Miami eres un “angelito de buen corazón” que se ve “obligado” a matar como consecuencia de tener que entregar un paquete en el que encontramos una máscara y unas instrucciones, vamos lo que haría cualquier hijo de vecino al recibir un paquete sospechoso en su casa.

Este es el principio del fin, ya que, a partir de aquí, recibiremos unas llamadas de teléfono con diferentes encargos, es un no parar de peticiones y cómo eres un ser bondadoso y curioso, decides llegar hasta el final para poder averiguar quién te hace estos encargos.

Qué es lo que irá ocurriendo, que cuanto más asesines, más querrás hacerlo y no dejarás títere con cabeza. A este lo acuchillo, a este le meto con el bate, quizás aquel de allá le pego un tiro con la escopeta, espera espera, que este está complicado, pues lo atonto con la puerta y luego lo remato en el suelo.

Según vas avanzando, irás desbloqueando caretas, las cuales tendrán ventajas e inconvenientes y también desbloquearás armas. Tendrás que tener cuidado cuando uses tus armas ya que, si tu enemigo está lejos y tienes un cuchillo podrás intentar matarlo al lanzarlo pero te quedaste sin él, si tienes un bate no harás ruido pero ojo con usar una escopeta o pistola, que harás tanto ruido que acudirán a ti como las abejas al panal.

Podrás seleccionar el objetivo para no volverte loco cuando vengan en fila a asesinarte y no sólo podrás lanzar el cuchillo, podrás lanzarle cualquier arma y eso te dará un valioso tiempo de reacción. Cuantos más muertos encadenes, más puntuación recibirás, ¿fácil? Pues no.

Tiene un estilo visual que recuerda a los antros de neón y una banda sonora que en algunas zonas cuando te quieras dar cuenta estarás moviendo el culo y en otras pensarás que estás en el after después de una noche pasada de vueltas.

Al jugar a la versión de Gamepass de Xbox, no tiene logros por lo que me he centrado exclusivamente en esparcir la sangre de mis enemigos. (Madre mía si me cogen los de Dona Sangre 😅).

Hotline Miami respira del arcade y no tardarás mucho en pasártelo, no obstante te recomiendo que no lo cojas con muchas ganas ya que, por lo menos en mi caso, al tener un ritmo tan frenético combinado con algunas de las canciones de su banda sonora, tuve que ponerme un desfibrilador cerca porque sentía que sufría un infarto. Además quiero recordarte, que ES UN JUEGO, que nos conocemos 😜.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: