Review: Mi bola brilla en la oscuridad (Análisis de Morkredd)

En pareja las cosas siempre son más sencillas.

Se trata de Morkredd, jugado en Xbox y publicado en 2020. Es un juego de puzles desarrollado en casi completa oscuridad en la que tendrás una banda sonora de fondo para mantener la tensión mientras juegas.

Necesitarás de 2 personajes para poder completar tu aventura que puede ser en modo cooperativo, con algún incauto que quiera afrontar este desafío contigo o en solitario. En solitario te sentirás como un pianista avezado ya que manejarás cada personaje con cada joystick, por lo que intenta mantener la calma ya que si no acabarás tirando el mando y vale una pasta.

En Morkredd, manejarás lo que parecen 2 personas, un hombre y una mujer, y lo único que oirás es el sonido ambiente y la banda sonora. Tu objetivo es llevar un orbe luminoso a un lugar y con un objetivo que no descubrirás hasta el final.

En principio podrás llevar el orbe con un personaje solo y el otro puede ir abriendo camino. Te enfrentarás a diferentes desafíos (Puzles) en los que en algunos casos con un personaje podrás resolverlo y en otros casos necesitarás de los 2 individuos.

Ojo, como podrás haberte dado cuenta, es un juego de luces y sombras por lo que morirás en el momento que cualquier resquicio de sombra se proyecte sobre cualquiera de los 2 personajes. Tarea un poco ardua por no decir coñazo ya que cualquier objeto del entorno puede proyectar una sombra y por pequeña que sea, puede provocar tu desaparición por pulverización.

Complicaciones que te encontrarás, si no fuese suficiente el jueguito de las sombras y el manejo, guerreros que activarán y desactivarán plataformas para complicarte un poquito más el transporte de tu orbe luminoso, monstruos que querrán matarte a los que podrás pulverizar con tu sombra y muchos más desafíos.

El orbe lo llevarás por unos pasadizos llenos de puzles, navegarás con él en un barco y desembarcarás en una especie de monstruo. Tengo que reconocer que esta última parte es la que más me ha gustado ya que entre otras cosas, te encontrarás varias zonas donde no podrás pasar con tu orbe ya que tendrás que reventar una cantidad ingente de granos llenos de pus (Qué recuerdos 😥 ). Hay una zona muy guapa en la que usas tu orbe como una especie de bola de pinball.

Tiene una cosa positiva y es que tienes muchos simbolitos, que te encuentras en el suelo, según vas avanzando, que te proporcionan salvado ya que, por desgracias, morirás alguna vez que otra y no tendrás que recorrer mucho para regresar donde moriste.

22 son los logros de este juego, pero ya os digo yo que pasareis de ellos.

Tengo que confesaros que este juego lo comencé con mi hija para jugarlo en cooperativo. Creo que tardo unos 5 minutos en decirme que pasaba y que no le gustaba y que siguiese yo. En este punto deciros que no puedes cambiar de modo de cooperativo a solitario y viceversa ya que una vez que comiences la partida tendrás que continuar en ese modo hasta el final.

En fin, que mi hija duró 5 minutos y quizás tenía que haber seguido sus pasos.

Este juego no te llevará mucho tiempo, alrededor de 4 horas me ha llevado a mí con 5 logros y ya os digo yo que no lo voy a volver a jugar. El manejo se hace un poco complejo ya que los personajes se manejan y actúan de forma independiente y el juego tiene muy poco aliciente, es decir, que no hay motivación ninguna, pero vamos, yo no soy nadie para dar consejitos sobre en que sí y en que no malgastar cada uno su tiempo 😉.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: