¿Cómo comprobar si tengo cobertura de fibra óptica?

Tipos de instalaciones de fibra

Actualmente existen dos tipos de instalaciones diferentes para disponer de fibra óptica en tu domicilio: HFC FTTH. La primera de ellas se refiere a la instalación denominada Hybrid Fibre Coaxial, es decir, la combinación de cable de fibra y cable coaxial. Esto lo convierte en un híbrido que permite conectarse a la red a través de un módem y que, según los operadores, puede alcanzar una velocidad de hasta 200 Mb, si bien es cierto que la parte de cable de cobre limita bastante la velocidad que llega finalmente a cada dispositivo.

Por su parte la instalación FTTH (Fiber To The Home) utiliza cables de fibra óptica para  para acercar los servicios de internet, telefonía y televisión a los usuarios mediante el envío de señales de luz. Además se trata de un tipo de conexión que proporciona al cliente una velocidad simétrica, es decir, la misma de subida que de bajada. Como este cable llega hasta dentro del propio domicilio la velocidad contratada es real, algo que no sucede con el cable coaxial ni mucho menos con el ADSL.

Tu vecino tiene y tú no

El cableado de la instalación de fibra es algo que se realiza de forma individual en cada edificio, y es por eso por lo que puede que tu vecino del edificio de enfrente tenga y tú no. Por el simple hecho de que tu vivienda esté en un edificio muy antiguo o por que alguno de los vecinos de tu edificio se haya negado la instalación no se habrá realizado. Es complicado realizar la infraestructura necesaria en construcciones con muchos años ya que las calidades de los materiales del propio edificio lo complican. En algunos casos han de hacerse por fuera y algunos vecinos no quieren que la estética de la fachada se vea afectada por lo que estos motivos serían inconvenientes suficientes como para no realizar el cableado necesario.

Además cuando se realizaron las primeras comercializaciones de fibra en España en el año 2008 y empezó la instalación de la nueva conexión, se fue haciendo poco a poco por barrios. De esta forma es posible que justo tu calle esté entre dos barrios, uno con fibra y otro sin ella, y tu edificio esté justo en la zona en la que no se puso fibra.

No obstante, si vives en una gran ciudad ten en cuenta que las instalaciones cada vez son más frecuentes y que poco a poco se va a ir realizando el cableado necesario en zonas en las que actualmente no hay. Solo es cuestión de tiempo que llegue a tu domicilio.

Sin embargo, en el caso de los pueblos es diferente, ya que a día de hoy más de 2.600 municipios tienen una conexión a internet que no supera los 2Mbps. Es más, algo más de 4.000 ni siquiera alcanzan los 30Mbps, lo que supone una brecha digital considerable entre pueblos y ciudades.

¿Entonces qué?

Partiendo de la base de que quieres poner un paquete con fibra en tu hogar, has de valorar que si la instalación no está hecha tendrás que esperar un tiempo hasta que se haga el cableado en tu edificio y mientras tanto seguir utilizando el ADSL. Puedes comprobar cobertura de fibra rápidamente y ver cual es la situación de tu vivienda. Si por el contrario, resides en un domicilio que tiene instalación de fibra pero en concreto en tu casa no hay conexión, siempre puedes ponerte en contacto con tu compañía para que te dé una solución al problema. Mientras que si vives en un pueblo y ni siquiera hay cableado de fibra en él, seguramente el proceso sea un poco más lento y tal vez tengas que esperar bastante más tiempo para que se realicen las instalaciones necesarias para tener acceso a una conexión que alcance una velocidad rápida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies