Windows 10 S , el nuevo sistema operativo de Microsoft para la Educación.

Microsoft ha presentado Windows 10 S, una nueva versión de su sistema operativo que está más enfocada hacia la educación. Además, la intención de los de Redmond es plantarle cara a Chrome OS, que se ha hecho con una gran parte del pastel educativo. Así es el nuevo sistema operativo de Windows.

Se hizo esperar, de hecho ha tardado varios años, pero Microsoft ha presentado lo que es su respuesta oficial a Chrome OS. Se trata de Windows 10 S, donde justamente esa letra tiene un significado muy importante. ¿Por qué la ‘S’? Han apostado por dos claves: seguridad y sencillez. Sobre todo, intentando posicionarse por la primera, como así explicaron en la puesta en largo de su sistema operativo.

Además, la intención de Microsoft es reforzar su propia tienda, y para ello va a ser vital el uso de Windows 10 S como sistema operativo. Es decir, a nivel visual nos vamos a encontrar con un Windows 10, pero con la salvedad de que no podremos instalar nuestras propias aplicaciones, ya que todo tendrá que salir de aplicaciones descargadas desde la Windows Store, que es la tienda oficial de Microsoft. El motivo, que así evitaremos infecciones por malware, virus y demás.

Como epxlicó Terry Myerson, uno de los jefes de Windows, la intención es que Windows S funcione con cualquier navegador “que esté en la Windows Store”. Es decir, que si no está en su tienda, no podrá ser usado. Algo que es un dardo envenenado hacia Google Chrome, que no se encuentra para descargar en la tienda, o Firefox.

Surface Laptop, el portátil de Microsoft para conquistar a los universitarios

Windows 10 S, Mayor rapidez y eficacia

Desde Microsoft saben que los usuarios persiguen una mayor eficiencia del sistema operativo, además del rendimiento se premia la rapidez. Así ha sido como han recortado bastantes segundos el tiempo de carga sobre Windows 10, como ellos mismos dicen, se tarda unos 15 segundos en activar el sistema y estar ya trabajando.

Cabe destacar, además, las diferencias entre Windows 10 y Windows 10 S. Anteriormente hemos citado la velocidad, ya que es un sistema más ligero con lo que no necesita una máquina tan potente para dotarlo de fluidez. Si lo estamos configurando en varios ordenadores, se puede instalar desde un USB con opciones preconfiguradas, que también harán que perdamos menos tiempo.

La batería es otro de los puntos fuertes. Según Microsoft, con Windows 10 S y su Surface Laptop tendremos hasta 14.5 horas de autonomía. No sería la primera vez que se anuncia una duración de batería superior a la que realmente nos ofrecen los equipos.

Por otro lado, la compatibilidad. Desde Microsfot aseguran que si tenemos un ordenador que puede trabajar con Windows 10, también podrá hacerlo con la versión S. De hecho, también contaremos con los drivers para todos los periféricos.

También es interesante que Windows 10 S ha sido creado sobre el núcleo de Windows 10 Pro, no desde Home. Con lo que tendremos varias herramientas como son Azure Active Directory (AD), Mobile Device Management (MDM), y demás opciones de la versión Pro.

La parte negativa

Pero Windows 10 S también tiene alguna parte negativa, por ejemplo que no podremos instalar software que no esté en la propia tienda de Microsoft. Ni Chrome, ni Firefox, ni iTunes podrán ser instalados en este sistema operativo. Tampoco algunos juegos que no están en la tienda de los de Redmond.

Otra de las grandes preeguntas es si Google y Apple harán una versión de su software para la Windows Store, o si directamente decidirán ignorar a WIndows 10 S.

Y si nos gusta usar Google como buscador, Microsoft ha avisado que no podremos usar otro que no sea Bing. Y cuando su buscador no esté disponible, nos ofrecerá otras opciones regionales, pero eso no incluirá nunca Google.