Ventajas de tener una tienda online

El Comercio electrónico y las agencia ecommerce en particular , nos ofrece un serie de ventajas significativas a la hora optar por una nueva idea de negocio o implementar nuestra tienda física. Veamos a continuación algunas de ellas en las que aspectos como factores relativos al sistema (rapidez y facilidad de uso), factores relativos a los contenidos (cantidad y calidad de información suministrada) y factores relativos al servicio prestado , habrá que tener muy presentes en el diseño y programación del soporte:

1. Los costes. En mi opinión, esta es una de las principales ventajas que presenta una comercio online. Los costes comparativos entre una tienda física y una tienda online distan significativamente. Mientras que una tienda física puede suponer unos costes fijos importantes mensuales (desde 50.000 €) en función de su segmento, ubicación o costes de personal, una tienda online del mismo segmento puede estar disponible desde 2.000 € anuales. En ambos casos, no contaríamos los seguros sociales y costes compartidos. Todo y que, más allá de los matices de la cantidad, la diferencia es muy significativa.

2. Un mercado abierto al mundo. Un negocio con tienda física, con una alta probabilidad atenderá a su mercado geográfico inmediato. Su área comercial estará en gran medida limitada a la zona comercial de influencia, mientras que la tienda online nos va a permitir llegar a todos aquellos mercados que nos queramos plantear en nuestra estrategia comercial.

3. Desarrollar una buena comunicación. En un párrafo de este artículo, hacía mención al déficit en la gestión de marketing por parte de muchos proyectos o empresas que fracasan en sus inicios. Muy en particular porque, a pesar de haber realizado una ingente inversión en estructura y espacios, no se tiene contemplada la estrategia o acciones de promoción del negocio. Cuando tomemos la decisión de llevar nuestro negocio al mercado online, debemos de tener muy presente que hay que dar a conocer su existencia. En este sentido, sería una buena gestión del SEO (Search Engine Optimization), lo que en español sería optimización para los motores de búsqueda de la web, para que nuestros potenciales clientes nos localicen de manera natural. Nos hemos encontrado muchos casos en nuestra gestión diaria que el cliente tenía pensado que quería poner en marcha una tienda online, pero no había pensado que había que darla a conocer. Una web o tienda online sin tráfico supone una tienda anónima, clandestina y que, por lo tanto, no tendrá ventas. Hay que prever un presupuesto para darla a conocer entre sus targets potenciales.

4. Gestión de campañas online. Como apuntábamos en el apartado anterior, una buena gestión del SEO es importante para que nuestros potenciales clientes nos encuentren, pero, complementariamente, a esto hay que sumar un presupuesto para desarrollar una buena planificación publicitaria. Es lo que se conoce por SEM (Search Engine Marketing), esto es, la inversión publicitaria en Internet a través de Facebook Ads, Twitter Ads, Google Adword, etc. que nos reporte visitas a la tienda.

5. Análisis de los grupos de consumidores. En un modelo de negocio convencional o tienda física, pueden ser pocos los casos que realicen un análisis de sus consumidores, bien por falta de herramientas, bien por desconocimiento de la técnicas a implementar para mejorar las ventas. En el caso de contar con una tienda online, podremos realizar con muy bajo coste un análisis pormenorizado de nuestros clientes: conocer qué compran, cuáles son sus gustos, qué horas prefieren para el consumo, de donde proviene mi mayor cuota de consumidores, etc. son algunas cuestiones que nos ayudaran en nuestra estrategia comercial.

6. Marketing personalizado. Al hilo del punto anterior, y fruto de este análisis del consumidor, tendré la posibilidad de llegar de manera mucho más personalizada a mis potenciales clientes, o lo que es mejor, a los que ya han sido clientes. Recordemos aquello que comentábamos en un post anterior sobre que es mucho más sencillo vender de nuevo a un antiguo cliente que lograr un nuevo cliente. Y en esto el marketing directo tiene mucho que aportar.

7. Compra inmediata. Como homo consumens está claro que nos gusta comprar. Lo que no está claro es que nos guste aguardar en largas colas de espera y con horarios restringidos. En este sentido, la ventaja que ofrece una tienda online hacia nuestro potenciales clientes es evidente desde el momento en el que no he de hacer ninguna cola y comprar un domingo a las 23:35 de la noche. Sin colas y sin esperas para que en un plazo de 24 horas llegue el producto a mi lugar de trabajo o domicilio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies