Hola tengo 16 años y hackeo a Apple …

Parece que es un chiste, pero no lo es,  han encontrado al culpable. Y es nada más y nada menos que un adolescentes australiano. Hablamos del acusado de hackear a Apple, entrando en la red de la compañía para robar 90 GB de datos pertenecientes a los clientes de la compañía.

El menor, que ya se ha enfrentado a un juicio, ha sido acusado de haber descargado archivos de la firma durante un año, se justifica “por amor a Apple”.

Pero no parece que este fuera precisamente el camino. Para entrar en el corazón de Apple – y quizá intentar ablandárselo un poco (esto es lo que dice su abogado) – el joven hacker creó diferentes puertas traseras y sistemas denominados de bypass para pasar desapercibido. Su objetivo fue en todo momento el de acceder a los archivos y datos pertenecientes a los clientes de la firma.

El joven fue interceptado a través de una redada policial en casa de sus padres, porque todavía vive con ellos (solo tiene 16 años). Allí se registraron todos los equipos y fueron confiscados dos ordenadores portátiles, un teléfono móvil y un disco duro. Tras las comprobaciones, encontraron los archivos descargados (esos 90 GB que te indicábamos), guardados en una carpeta bajo el nombre de “hacky hack hack”.

La seguridad de Apple, en entredicho

Lo mínimo que podemos hacer después de haber descubierto lo ocurrido es poner en entredicho la seguridad de Apple. Porque no es que fuera un hacker experimentado el que se adentró en los archivos de Apple, sino un adolescente aficionado, que ni tan siquiera se dedica profesionalmente a esto.

Apple ha explicado que detectó y bloqueó distintas intrusiones en sus servidores, de modo que lo denunció al FBI para que llevaran a cabo las investigaciones pertinentes. Las pistas llevaron a los equipos policiales hasta Melbourne, en la casa en la que este joven, cuya identidad no ha sido revelada por ser menor, vivía junto a sus padres.

La compañía de Cupertino ha informado a sus usuarios de que en principio no hay ningún peligro a la vista. Cuentan que a pesar de que el hacker adolescente entró en su red, la información de los usuarios no se vio afectada, pero que siguen investigando. De hecho, que no haya ocurrido nada con los datos es difícil de comprender después de saber que el chico descargó hasta 90 GB de datos pertenecientes a clientes de Apple.

De momento, el adolescente no sabe todavía a qué condena se enfrenta. Tras haberse declarado culpable, la sentencia no se dará a conocer públicamente hasta el próximo mes de septiembre.

No es la primera vez que ocurre algo parecido

Los hackeos no son una tradición en Apple, pero han ocurrido otras veces. Justo hace cuatro años, en septiembre de 2014, un hacker publicó alrededor de cien fotos de famosas desnudas que habían sido robadas de iCloud, el servicio de almacenamiento en la nube de la firma de la manzana.

En ese caso, el hacker se aprovechó de un fallo de seguridad en iCloud para acceder a la nube de un buen número de famosas, entre las que se encontraban Kirsten Dunst, Jennifer Lawrence o Hayden Panettiere. Las imágenes robadas, que se contaban por decenas, fueron publicadas posteriormente por los hackers en servicio de Internet como Imgur o 4Chan. La polémica fue sonada.

En abril de 2017, hace poco más de un año, Apple también fue chantajeada por un grupo de piratas informáticos, llamado Turkish Crime Family. Bajo la amenaza de borrar los datos de millones de cuentas, pidió a Apple que les entregara 75.000 dólares en criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.