Las proximas novedades de Whatsapp

Aunque lo de renovarse o morir en su caso es más relativo, WhatsApp está on fire añadiendo características que vitaminan el servicio complementando la función de mensajería instantánea. Cuando recientemente ha incorporado el cifrado de extremo a extremo y el envío de distintos tipos de archivos, ahora llega información de que la app incorporará un botón de rellamada y buzón de voz, además de la posibilidad de enviar archivos ZIP.

De momento se trata de una filtración que nos llega por PhoneRadar, mostrando que la plataforma de mensajería complementará el servicio de llamadas que añadió hace un tiempo, si bien el servicio de buzón de voz al parecer empezará por estar sólo disponible en la versión de iOS. Por otra parte, con la posibilidad de enviar archivos comprimidos amplía aún más la reciente característica y posibilita que el usuario ya no tenga que recurrir a otros servicios para enviar estas carpetas.

Más posibilidades y más allá de la mensajería

A falta de poder probarlo, lo que vemos es que esta futura función de “voice mail” estará disponible en distintos puntos en forma de botón, tanto a la hora de grabarlo como a la hora de enviarlo durante una llamada de voz. Esto vemos en las imágenes que se filtran, así como el botón que comentábamos de rellamada, que permitirá que pueda devolverse la llamada sin entrar a la app, desde la llamada perdida.

Filtración de funciones de WhatsApp

Por otro lado, como decíamos al inicio el abanico de posibilidades de enviar archivos se ampliará bastante al añadir la posibilidad de enviar carpetas comprimidas (en formato *.ZIP), dado que de este modo el usuario no ha de salir de la propia app si necesita enviar este tipo de archivos. Esto es, sin tener que optar por crear un enlace de manera externa o enviar un correo.

Envío de archivos por Whatsapp

Por ahora se trata de una filtración esperando a tener una confirmación por parte del servicio o las propias actualizaciones. Así, de igual modo que hay algunas de estas funciones que al parecer se incorporarán simultáneamente en ambas plataformas, cabe pensar que será así en todas incluyendo las del buzón de voz aunque en un primer momento esté disponible sólo para iOS.

Animal Crosing’ y ‘Fire Emblem’ llegaran a tu móvil.

Nintendo está trabajando en dos nuevas aplicaciones para smartphones basadas en Animal Crossing y Fire Emblem. Se lanzarán en los próximos meses (posiblemente finales de año) y tendrán ligeros cambios respecto a las versiones clásicas. En Fire Emblem, por ejemplo, lo normal es que disfrutemos de un juego táctico en el que controlaremos a una pequeña armada anime a través de diferentes combates, sin embargo, Nintendo asegura que la versión para móviles tendrá un enfoque “más accesible” manteniendo el “mismo valor”.

En Animal Crossing por su parte, la modalidad para móviles permitirá disfrutar de una experiencia “conectada” con “el mundo de Animal Crossing” en consolas. La descripción deja bastantes dudas al respecto, así que no sabemos se se refiere a una conexión con futuros juegos o con versiones ya presentes en el mercado. “Jugando a ambos juegos de Animal Crossing, los usuarios encontrarán un mayor disfrute”. Palabrita de Nintendo.

De lo que no hay duda es que se trata de dos franquicias tremendamente exitosas en las portátiles de Nintendo, por lo que tiene sentido que Nintendo opte por lanzarlos en smartphones. El ejemplo lo tenemos en Miitomo, ligeramente inspirado en Tomodachi Life y que ha conseguido llamar la atención de más de 10 millones de usuarios, generando más de 20 millones de fotos en la aplicación. Si la cosa funciona igual de bien con los dos próximos juegos, servirá para mantener callados a los inversores mientras el gigante prepara el lanzamiento de la NX para marzo del 2017.

 

 

John Romero y Adrian Carmack la quieren volver a liar.

En 1991 John Romero y Adrian Carmack -que no John, ojo- fundaron, junto a dos miembros más, id Software, una compañía que dos años más tarde daría a luz uno de los juegos más importantes de la historia: ‘Doom‘. A este shooter en primera persona le siguió ‘Quake‘, otros gran clásico que se estrenó a finales de mayor de 1996. Hoy, en 2016, Romero y Carmack vuelven a la carga anunciando ‘Blackroom‘, un FPS donde la realidad holográfica será la norma dominante. Su protagonista será el ingeniero Dr. Santiago Sonora, quien forma parte de la compañía de simulaciones holográficas Hoxar y que tendrá la labor de investigar irregularidades en su último sistema desarrollado, Blackroom.

El título es un juego de acción en el que no tendrás límite de armas y que ofrece tanto el modo de un solo jugador como campañas cooperativas, además de modo arena y deatchmatch uno-a-uno. Este FPS será totalmente personalizable a través de mods y los jugadores contarán con la comodidad de disfrutar de servidores dedicados para el juego.

Blackroom‘ se encuentra ahora mismo en “estado de desarrollo” y estará disponible solo para PC y Mac -la realidad virtual es algo que de momento descarta Romero, al menos de primeras-, allá por el invierno del 2018. Para garantizar su lanzamiento, se ha lanzado hoy una campaña en Kickstarter con la que piden 700.000 dólares. De conseguirlos, empezarán de inmediato con el desarrollo en sí del título y a trabajar con otros inversores para asegurar el resto de capital necesario para el exitoso lanzamiento del shooter.

Nuestro pequeño homenaje: Prince & The Revolution — “Purple Rain” (1984)

Se están yendo todos los grandes

Hawking nos llevara a Alpha Centauri, viajando a las estrellas

Stephen Hawking tiene la gran afición de llamar la atención con sus declaraciones últimamente. Hoy lo ha conseguido gracias a su implicación en un proyecto privado para enviar una sonda espacial a Alfa Centauri, la estrella más cercana a nosotros.

La misión, denominada proyecto Starshot, está financiada en un principio por el millonario y filántropo Yuri Milner. También parece que Mark Zuckerberg participa de algún modo en el proyecto. La idea sería alcanzar alfa centauri en 20 años desde el lanzamiento del sistema.

Aunque esta estrella se encuentra a sólo 4,37 años luz de nosotros, la distancia es enorme para la escala humana. A la velocidad que alcanzan nuestras sondas con la actual tecnología, un viaje así duraría miles de años. Incluso a gran velocidad se tardarían muchos años, aunque sea a una buena fracción de la velocidad de la luz.

El proyecto se basa en la vieja idea de usar velas láser. Una gran superficie de un material reflexivo muy ligero es iluminada por la luz de un láser potente y los fotones de luz van transfiriendo cantidad de movimiento a la vela como si de un velero se tratase. Aunque la aceleración es muy pequeña se mantiene durante años y al final se consigue una gran velocidad.

La ventaja es que una nave así es muy ligera, pues no tiene que transportar combustible o sistema de energía alguno. Todo eso le viene de fuera gracias al láser. Como el haz del láser es abre poco puede seguir empujando a la nave durante casi todo el camino, a diferencia de una vela solar, que deja de ser efectiva al alejarse del Sol.

La idea original era construir una velas de cientos de km de anchas empujadas por una batería de láseres de altísima potencia que orbitaran el Sol. Cuanto más masiva fuera la carga de pago más grande tendría que ser la vela y más potentes tenían que ser los láseres.

Pero para Starshot se ha buscado lo opuesto. Una carga de pago de escasos gramos y una vela de unos pocos metros. La idea es que, si se sigue cumpliendo la ley de Moore de la electrónica, se podrán miniaturizar todos los instrumentos necesarios para una misión automática de este tipo, incluyendo cámaras, espectrómetros y sistemas de transmisión de datos.

Los láseres se situarían sobre la Tierra en una formación en fase (para actuar como uno solo) en la cumbre de alguna montaña que cumpliese con las condiciones meteorológicas adecuadas. Un sistema de óptica adaptativa compensaría las turbulencias atmosféricas para que el láser llegara a la vela..

Hay tecnología y se sabe cómo construir formaciones de láseres en fase, peor habría que desarrollarla. La ventaja que de esto es que se pueden añadir todos los láseres pequeños necesarios para alcanzar la potencia necesaria. Sin embargo, en esto sería algo muy caro, pues sería necesaria una formación de láseres de 100 Gigavatios de potencia conjunta que alcanzaría un tamaño de 1 km. Eso implica también su propia planta de energía. De todos modos, entra dentro de la escala y el dinero de un gran proyecto científico actual.

Se podrían lanzar muchas nanonaves de este tipo que proporcionarían redundancia al sistema y cada una de ellas costaría sólo lo que un smarphone. Las nanosondas, que podrían llegar al millar o más, se lanzarían a una órbita terrestre con un cohete convencional y al final, gracias al empuje del haz láser, alcanzarían un 20% de la velocidad de la luz, es decir, unos 60.000 km/s.

Una colisión contra cualquier partícula destruiría la nanosonda alcanzada, pero, al haber muchas, llegarían las suficientes a su destino. Cada una se podría enviar con una trayectoria ligeramente distinta para así visitar distintos objetivos dentro del sistema planetario.

Las nanonaves pasarían de largo (no hay modo de frenar) por el sistema estelar triple de alfa centauri. En el tiempo que estuvieran dentro del sistema analizarían posibles planetas rocosos en los que pudiera haber vida.

Según algunas observaciones, pero aún sin confirmar, podría haber exoplanetas en este sistema estelar y quizás alguna supertierra en la zona de habitabilidad. Esto es algo que posiblemente se desmienta o confirme en los próximos años.

No hay límites físicos para la idea, pero, de todos modos, hay mucha tecnología a desarrollar antes de que se pueda enviar una misión así. Pasarán años hasta que sea posible la misión. A lo que habría que añadir los 20 que se tardaría en llegar.

El coste económico es otro problema. De momento sólo hay 100 millones de dólares para iniciar la investigación y desarrollo del proyecto. Pero se necesitará muchos más y la implicación de los estados en un proyecto final equivalente al LHC. La NASA, de momento, no parece interesada en el proyecto. Quizás la razón para apoyar algo así por parte de algún gobierno sea la confirmación de haber encontrado planetas rocosos con bioindicadores en alfa centauri.

Es caro y difícil, pero ¿quién dijo que llegar a las estrellas no lo fuera?

Copyleft: atribuir con enlace a http://neofronteras.com/?p=4913

Fuentes y referencias:
Vídeo del anuncio.
Nota de prensa.
Foto: ESO/Digitized Sky Survey 2.