Se Busca Ordenador : IBM Lenovo ThinkPad T60

Se Busca Ordenador : IBM Lenovo ThinkPad T60

255
0
Compartir

Necesitamos ayuda. De verdad. Alguien ha forzado el coche de Rossana y se ha llevado su ordenador, un IBM Lenovo ThinkPad T60 de dos años de antiguedad. En él guardaba todos los recuerdos de su padre, fallecido hace justo un año. El robo se produjo la noche del 11 de junio en la calle Barquillo, esquina con San Marcos. Rossana quiere recuperarlo y está dispuesta a pagar 1.000 euros por él. Quien quiera ponerse en contacto con ella, puede hacerlo en el correo electrónico alabanda@gmail.com o a través de los comentarios.

Os dejo con el mensaje que me ha enviado:

Mi padre ha muerto por segunda vez…

La primera fue hace justo un año. Lo celebramos con tristeza estos mismos días.

Pero mi padre ha muerto por segunda vez: fue el miercoles pasado, 11 de junio, por la noche. En la calle Barquillo, esquina con calle San Marcos (casi Alcalá). Abrieron mi coche, un mini color crema, y se llevaron mi ordenador, donde había recogido todos los recuerdos de mi padre: fotos, cartas, mensajes… aquellas cosas que me permitían seguir hablando con el y recordarle. A la vez, se llevaron una bolsa con todas mis partituras, aquellas que voy recogiendo, anotando y trabajando desde hace tantos años.

¿Qué se podrá sacar de eso? Un viejo IBM Lenovo ThinkPad T60 de dos años de antiguedad, dentro de una bolsa roja y despeluchada, con una copia de seguridad. ¿Cuál será su valor en ese mercado gris o negro?

¡Qué se yo! Una miseria cuando, para mí, es nada menos que el recuerdo de mi padre, aún recien fallecido. Mi infancia, aquellas fotos, perdidas para siempre; aquellas miradas, definitivamente ciegas… y todo mi aprendizaje de música, tantos dias de ensayos y apuntes. Todo eso ha volado en una pequeña bolsa gris de plástico

Por favor, por lo que más quieran, si alguien sabe algo de ese ordenador, de esas partituras, por favor, póngase en contacto conmigo (alabanda@gmail.com). La recompensa será bíblica: 10 veces más que el valor frío de ese aparato, 1.000 euros por recuperar el recuerdo de mi padre. Y, además, el agradecimiento, profundo, y la correspondiente discreción.

Gracias de todo corazon.

No hay comentarios

Deja un comentario