El verdadero final de Interstellar

El verdadero final de Interstellar

433
0
Compartir

El final original de 'Interstellar' no era el que viste en el cine

El año pasado una joya llamada ‘Interstellar’ llegó a nuestros cines dispuesta a plantearnos un futuro desolador en el que los agujeros negros tenían un especial papel protagonista. Ni qué decir tiene que, a pesar de ciertas imprecisiones, la película fue un éxito y mucha gente alabó la gran dedicación que se tuvo a la hora de tratar todo el complejo mundo científico en el que se basa. Lo que mucha gente no sepa quizás es que el filme en principio no iba a ser dirigido por Christopher Nolan, sino por Steven Spielberg, quien había contado con su hermano, Jonathan Nolan, para escribir el guión. Cuando Christopher tomó las riendas de la dirección, decidió introducir modificaciones, tal y como ha confesadorecientemente, que afectaron de manera notable al transcurso final de los acontecimientos de la historia.

[Atención: El resto del texto que tienes tras el salto contiene *spoilers* que podrían arruinarte la película en caso de que, por alguna inexplicable razón, aún no la hayas visto.]

De esta forma, mientras que en la versión final, Cooper (el personaje de Matthew McConaughey) logra entrar en el agujero negro para comunicarse con su hija en una nueva dimensión, en la historia original dicho agujero se colapsa, de forma que Cooper muere, sacrificándose en nombre de la ciencia y no regresando nunca a casa para reencontrarse con su anciana hija.

Estas declaraciones de Nolan, que han tenido lugar en Pasadena (California) con motivo del lanzamiento de la película en Blu-ray, dejan en el aire el hecho de si con la muerte de Cooper, la información hubiera seguido llegando a la Tierra para que su hija salvara nuestra humanidad. Lo que sí que ponen de manifiesto es que la intención final de la modificación era conseguir algo menos “científico” y más emotivo para conectar con el público.

No fue el único cambio realizado. Las anomalías gravitacionales que llevan a Cooper y a su hija Murph a encontrar la base secreta de la NASA se suponía en un inicio que eran ondas de gravedad emanadas de la destrucción de una estrella de neutrones por medio de un agujero negro. Como las ondas solo podían ser producidas por algo muy catastrófico y no existe algo así en nuestro Sistema Solar, explica Kip Thorne (físico encargado de aconsejar durante la grabación de la película), las ondas detectadas tenían que proceder al final de un agujero de gusano cercano a nosotros.

Estas ondas además iban a ser detectadas por LIGO (Observatorio de interferometría láser de ondas gravitacionales), un experimento de detección de ondas gravitacionales en el que precisamente Thorne está involucrado, sin embargo, Nolan consideró que toda esta información científica saturaría al gran público.

¿Con qué final te quedas? ¿Con el adaptado a la mayoría de los mortales o hubieras preferido uno más científico?

No hay comentarios

Deja un comentario